Trap: una historia del sur

May 25, 2020

Sebastián Herrera

Sebastián Herrera

Editor y autor

Amante del Hip Hop, politólogo y escritor. Co-director y cofundador de Diáspora 15-20.
Africanía en mi escritura, liberación en mi premura.

Es innegable la popularidad del trap y el rotundo éxito de sus más grandes representantes. Además, ha permeado otros géneros como el pop y el reggaetón, lo cual dificulta la labor de catalogarlo como un subgénero o un género en sí mismo. Lo cierto es que el trap hace parte de la gran familia musical de la cultura Hip Hop.

Ha sido tan exitosa la trayectoria de este sonido, que a la par de su difusión en inglés también se ha dado una rápida proliferación en otros idiomas. En América Latina ha venido creciendo exponencialmente el trap en español, así como en portugués, gracias a Brasil.

Esta incontenible expansión ha despertado un debate sobre sus contenidos, su estructura musical y su influencia en el público.

¿De dónde viene el trap y qué es realmente?

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit
‘Trap houses’, trapicheo y ‘crunk’

Trap es un término en inglés cuyas acepciones expresan el origen de este ritmo: atrapar, enganchar, trampa, enredo, callejón sin salida, treta. Hay un término en español que también está asociado, desde su raíz etimológica, al trap: trapichear. Trapichear es utilizar medios legales e ilegales para conseguir un objetivo; trapicheo es comercio al por menor o ‘menudeado’, especialmente de drogas. Trapicheo es sinónimo de microtráfico.

Eso es lo que se hace en una ‘trap house’. Se vende y se consume droga, sobre todo crack. ‘Trap house’ puede ser una casa o un área de varias casas, un lote abandonado, un callejón descuidado. Esta expresión es parte de la jerga del sur de Estados Unidos y fue popularizada inicialmente en Atlanta, capital de Georgia. Fue en este contexto donde surgió lo que ahora conocemos como trap. Sin embargo, no es la primera huella identitaria que el sur ha dejado en el Hip Hop.

En el sur siempre han tratado de hacerlo distinto, han querido ser originales e innovadores. “El sur tiene algo que decir”, fue la frase de André 3000 cuando subió al escenario a recibir el galardón a Nuevo Artista del Año (grupo), entregado a OutKast en los Second Annual Hip-Hop Music Awards, en 1995. Lo dijo manifestando su molestia por la rivalidad entre costas y por los abucheos del público inconforme porque un dúo sureño le había arrebatado el premio a los del noreste.

Y lo que le ha dicho y mostrado el sur al resto del mundo es muy valioso. Siendo la cuna del jazz y el blues, la genialidad melódica de esta región también dejaría una marca en las formas de hacer rap. Tanto así que, finalizando la década de los ochenta, se crearía el primer subgénero de esta latitud, integrado a la constelación musical del Hip Hop: ‘southern rap’ o ‘rap sureño’. Entre los primeros exponentes de este estilo están Geto Boys, 2 Live Crew y UGK. El sello distintivo de este rap tiene que ver con su jerga, sus relatos y la visualidad de sus artistas.

Diez años después, surgiría otra variedad sureña, con más identidad y rasgos propios para distanciarse del norte, del este y del oeste: el ‘crunk’. El impulso y difusión del crunk estuvo a cargo de Lil Jon y su grupo The East Side Boyz, principalmente. Sus álbumes ‘Get Crunk, Who U Wit: Da Album’ (1997), ‘We Still Crunk!’ (2000) y ‘Kings of Crunk’ (2002), los ubicaron como pioneros de este ritmo. La agrupación Three 6 Mafia también contribuyó a la popularidad del crunk.

Las características de este sonido son el recurrente uso de sintetizadores y una rica combinación percutiva en sus beats, filtros en la mezcla de las voces, continuos ad-libs (pronunciaciones espontáneas e improvisadas como gritos, exclamaciones y palabras), estribillos repetitivos y pegajosos, así como el rapeo estridente en algunas ocasiones.

De hecho, es difícil establecer diferencias notorias entre el crunk y las primeras canciones de trap, siendo aquel su inmediato antecesor.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

Portada del álbum ‘Kings of Crunk’ (2002), cuarto de la discografía de Lil Jon & The East Side Boyz.

Más de una década de trap, casi dos

Señalar una fecha o una canción como el inicio exacto del trap es casi imposible. Al principio se hablaba de ‘trap rappers’ para referirse a los raperos que hablaban acerca del tráfico de drogas y el contexto alrededor de esta actividad, en los estados del sur.

No obstante, los encargados de divulgar el término en los nombres de sus producciones y de masificar la tendencia musical fueron tres. Se han ganado el título de ‘Santísima Trinidad del Trap’: T.I., Gucci Mane y Young Jeezy.

El segundo trabajo discográfico de T.I. se titula, precisamente, ‘Trap Muzik’ (2003). El álbum debut de Gucci lleva por nombre ‘Trap House’ (2005). Igualmente, ‘Let’s Get It: Thug Motivation 101’ (2005), el que se considera el debut discográfico de Jeezy por ser el primer disco del rapero en un sello discográfico de renombre, alude al término en dos canciones: ‘Trap Star’ y ‘Trap Or Die’.

No hay que dejar de lado a los precursores de este género en la producción. El mayor responsable de sentar las bases instrumentales parece ser Shawty Redd. A su lado figuran otros grandes como Mannie Fresh, DJ Toomp y Drumma Boy. Posteriormente, entraron en escena productores como Mike WiLL Made-It, Lex Luger y su colectivo 808 Mafia, quienes catapultaron la segunda generación del trap.

De 2010 en adelante, el ritmo alcanzó los primeros puestos en las listas de música y llevó a sus representantes al estrellato. Entre los íconos de esa segunda generación se encuentran Waka Flocka Flame, Future, Migos (Takeoff, Offset & Quavo), Young Thug y 2 Chainz, por nombrar algunos.

En la actualidad, el trap parece haber conquistado una mayoría abrumadora de oyentes en todo el mundo, seduciendo a cantantes de otros géneros para que experimenten con este sonido sureño en sus respectivas producciones e idiomas.

 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

Portada de ‘Trap Muzik’ (2003), el segundo álbum de T.I.

Algunos de sus rasgos y cinco ejemplares temas de trap

El trap comparte muchas de sus cualidades con el crunk, como lo mencionamos anteriormente. Una máquina fue fundamental en definir su percusión, usada mucho antes de que éste naciera: la Roland TR-808. A partir de la 808 se probó con los bombos y cajas peculiares que conocemos, mezclados con los hi-hats repetitivos y de secuencia compleja, dando como resultado su característica cadencia.

Aparte de los rasgos ya mencionados, las melodías del trap suelen ser de suspenso o psicodélicas. Estas últimas por su relación con las drogas. No se encuentra fácilmente una canción de sonoridad alegre o nostálgica, aunque no siempre fue así y las primeras canciones conservaban la euforia del crunk.

Una de las mayores críticas a este género es la disminución de su riqueza métrica, con versos más cortos, estribillos y ganchos más monótonos, que en conjunto arrojan un contenido lírico bastante trivial y vacío. Sin embargo, no todos los temas tienen esta tendencia. Paradójicamente, muchos de los artistas que mejor rapean sobre trap son los que no pertenecen enteramente a esta categoría, sino que hacen rap y de vez en cuando son versátiles.

En conclusión, esta genialidad sureña tiene diversas aristas, múltiples figuras y estilos. Algunos de los que están brillando y sonando más hoy son los menos talentosos, lamentablemente. No obstante, lejos de la imagen ostentosa y banal que parece proyectar ahora, su origen es suburbano y sirvió, igual que el gangsta rap, para retratar la inclemente realidad de los guetos de la región. Es indiscutible que también es un género hecho para la fiesta y sus lugares. Se mueve, como el Hip Hop, entre los relatos crudos y el deseo de divertirse, pasarla bien.

 

 

Aquí les dejamos una pequeña selección de buen trap, a cargo de eminentes personalidades de la escena. Todas del sur de Estados Unidos.

‘Carol City’ – Rick Ross (2015)

Rick Ross, uno de los raperos más exitosos del momento, le compone este track al lugar que lo vio crecer: Carol City, Florida.

 

‘John’ – Lil Wayne & Rick Ross (2011)

Lil Wayne, hijo célebre de New Orleans, Louisiana. En esta ocasión, junto al ya mencionado Rozay.

‘HIGHEST IN THE ROOM’ – Travis Scott (2019)

Travis, una de las estrellas indiscutibles en la actualidad, oriundo de Houston, Texas. Es el sexto artista más escuchado del mundo en Spotify.

‘Upper Echelon’ – Travis Scott, T.I. & 2 Chainz (2013)

La unión de Georgia y Texas. Estos tres artistas, entre quienes figura uno de los pioneros del trap, lanzaron este éxito hace siete años.

‘Blow’ – Ludacris, Juicy J & Future (2012)

Una colaboración de dos referentes de la escena de Atlanta, Luda y Future, junto a Juicy, distinguido rapero de Memphis y miembro del insigne grupo Three 6 Mafia.

¡Comparte este artículo!

El conocimiento es universal y nos ayuda a mejorar, por eso en Diáspora 15-20 te invitamos a compartir nuestro artículo y aportar al cambio.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *