Diddy estaría involucrado en el asesinato de Tupac

Feb 8, 2017

Julián Roncancio

Julián Roncancio

Autor

Escribo para preservar la memoria y no perdernos en la desidia del olvido. Ganador del Premio de Periodismo Cultural para las Artes.

Uno de los asesinatos más grandes  y recordados (por no decir que el más) en la historia del Hip-Hop en el mundo, es el de Tupac Shakur, el 13 de Septiembre de 1996, tras ser baleado unos días antes por un grupo de desconocidos que se movilizaban en un Cadillac blanco.

Greg Kading, detective retirado del cuerpo de policía de Los Ángeles, y quien dirigió un grupo de investigación para resolver el caso y el posterior asesinato de Biggie Smalls, presentará un documental en el que se afirma que este caso ha sido resuelto y que el rapero P. Diddy estaría tras los hechos.

Los tres años de trabajo de Kading arrojarían resultados según los cuales Sean “Diddy” Combs, también conocido como Puff Daddy, habría contactado con miembros de la banda Crips, para perpetrar el asesinato de 2Pac, por una suma de un millón de dólares. Según esta versión, como acto de retaliación, Marion Hugh “Suge” Knight, manager de Tupac, a quien también habría ido dirigido este atentado, contrataría a un miembro de Blood para asesinar a Biggie Smalls, quien moriría por este hecho, el 9 de marzo del año siguiente.

Este documental está basado en un libro que lleva el mismo nombre: “Murder Rap”; el texto fue lanzado en el año 2011, con muy poco éxito, y el documental, originalmente fue estrenado en el 2015, pero se le dará un nuevo impulso: está disponible en iTunes, y más adelante será llevado a Netflix. Con esta mayor difusión que piensa dársele al documental, se guarda la esperanza de que puedan aparecer personas involucradas de alguna manera en este caso y que puedan brindar mayor material probatorio para hacer más sólida esta hipótesis o, más bien, lleven al esclarecimiento de la verdad.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

El caso de Tupac fue reabierto en el año 2006, tras una demanda de la madre del Notorious, Voletta Wallace, ante la Corte Federal, contra el Departamento de Policía, alegrando que éste estaría involucrado en una suerte de conspiración en la que incluso estaría implicado directamente un oficial, en el asesinato de su hijo. El oficial Kading tuvo la tarea de defender al Departamento, y, a medida que avanzaba la investigación, se encontraron evidencias que lo exoneraban e iban dando luces sobre el asunto. Si bien el Departamento salió bien librado, el nombre de este quedaría ya manchado.

Según el  retirado detective, la policía de Los Ángeles no piensa presentar cargos formales, debido al renombre de Diddy y al hecho de que los dos asesinos a quienes lleva la investigación, ya fallecieron. Y no sólo esto, la investigación ha sido abandonada antes de poder llevar a los sospechosos ante los tribunales, y, como si fuera poco, no sólo estos dos sospechosos murieron, sino que varios de los probables o potenciales testigos o involucrados en el asesinato, también han fallecido, dejando a la policía con muy pocas opciones.

Kading cree que el caso es muy difícil de ser sustentado ante un tribunal de justicia, pero, siguiendo un poco la lógica de las calles de EE.UU, ha decidido tomar sus propias medidas: Para él, este caso “tal vez se puede sostener en el tribunal de la opinión pública.”

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

Tupac junto a Puff Daddy

El caso de esta investigación es bien curioso y tiene un toque Hollywoodense: Un investigador de la LAPD (Los Angeles Police Department) dirige el caso de los asesinatos de Tupac y Biggie Smalls, dos de los magnates más reconocidos en la escena del hip-hop… dos de los crímenes más grandes de la historia de esta escena. Este investigador afirma que tiene pruebas suficientes, no sólo para refutar las teorías populares sobre los crímenes, sino también para probar su propia teoría. Sin embargo, la historia se encuentra estancada.

El ex-detective tiene la convicción de que este caso está solucionado, pero que no ve en LAPD un compromiso con esta investigación, por lo cual cree que no habrá ya mayores avances.

Debemos recordar que alrededor de este asesinato se han creado importantes teorías y hasta chismes. Algunas con toques conspiracionistas; algunos son más difundidos que otros; hay los que despiertan las más arraigadas pasiones… en fin, parece que 2Pac, luego de ya casi diez años de haber sido asesinado, sigue y seguirá dándonos de qué hablar. Esta versión que aparece ahora, parece ser la más sólida que se ha presentado hasta el momento, y con un respaldo documental bastante importante, pero que hasta ahora no puede decirse que sea definitivo. Habrá que esperar al desenvolvimiento de este caso para que podamos entender este caso de fondo y conozcamos la verdad sobre la muerte de Tupac Shakur.

¡Comparte este artículo!

El conocimiento es universal y nos ayuda a mejorar, por eso en Diáspora 15-20 te invitamos a compartir nuestro artículo y aportar al cambio.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *