“NO CREO QUE DON POPO VAYA A HACER UN CAMBIO SIGNIFICATIVO”: CAP (EX INTEGRANTE DE GOTAS DE RAP)

La candidatura de Don Popo al Senado por el partido Cambio Radical ha despertado un sinfín de reacciones en el interior de la escena Hip Hop colombiana, tanto a favor como en contra. Quienes lo apoyan han resaltado sus logros personales, el trabajo de la Familia Ayara y su aporte a la construcción del Hip Hop desde Gotas de Rap, grupo de rap pionero en Colombia.

A esto añaden que lo más importante es que haya un rapero en el Congreso, que no importa el partido porque todos son corruptos, como si la política fuese un concurso y no un asunto de ideología, de la forma en cómo se piensa la sociedad. No me convencen.

Muchas otras personas también han dado su opinión, entre ellos está un hombre que le ha dedicado toda su vida al Hip Hop, desde el mismo momento en que éste llegaba al país. Un rapero y productor que se ha encargado de la música de varios clásicos del rap colombiano, gracias a él pudimos mover el cuello con canciones de la talla de ‘Antagonismo’ (Yoky Barrios), ‘Déjame Fumar’ (Asilo 38), ‘Revolución’, ‘Jesús el Cristo’, ‘Ghetto Boy’ (Gotas de Rap), entre otras.

Cap, ex-integrante de Gotas de Rap, accedió a hablar conmigo y a contarme no sólo lo que piensa sobre la candidatura de Popo, sino también su parte en la historia del mítico grupo de rap bogotano.

CAP

La historia de Gotas aún no es muy clara. Melissa, Kontent, Javi y él (Cap), parecen inamovibles, pero son varios los integrantes que cambian de ‘Contra el Muro’ a ‘Revolución’. Esta entrevista que parece más una charla, inicia preguntando por la llegada de Cap al grupo.

Nos conocimos con Gotas cuando ellos estaban presentándose junto con La Etnnia –nosotros también nos presentamos- en un evento que organizaba 103.9, una emisora que en esa época hizo un concurso de grupos de rap, en una discoteca del barrio 20 de julio que se llamaba Atlántida, muy famosa en la época dentro de los parches de Hip Hop.

Allá fuimos con Popo y nos presentamos, teníamos un grupo que se llamaba Children Rap. En ese concurso Gotas quedó de primero, La Etnnia quedó de segunda y nosotros de terceros.

Nosotros salimos con dos bailarines (Luis y Freddy Páez) y con banda, osea con unos teclados y mi hermano con una batería eléctrica pequeña. Ninguno en esa época estaba haciendo eso. La Etnnia se presentó con pistas, Gotas también. Lo que pasa es que tenían un show visual: La Etnnia tenía un dj, los manes rapeaban y tenían una coreografía. Gotas tenía una coreografía más amplia, no salieron con dj pero era un show muy organizado y visualmente atractivo para los jurados.

En esa época ninguno estaba trabajando con sampler, sintetizadores u organetas. Yo trabajaba con organeta y un teclado análogo, a punta de teclado era que hacíamos nuestros beats. Javi se subió un momento al escenario, a rapear con Popo y con nosotros, fue una comunicación bacana, una unión chévere y de ahí salió la propuesta de hacer parte de Gotas de Rap.

Los manes estaban más interesados en que la música fuera parte de Gotas de Rap, porque los que estaban bailando en ese momento querían pasar a ser mc’s, entonces me dijeron a mí: “solamente lo queremos a usted”. Yo tenía mi parche con Popo y le dije: “parce, quiero que usted también esté porque nosotros ya tenemos un grupo”. Entonces yo hablé con los manes y la condición para entrar a Gotas de Rap fue que Popo también entrara. En ese momento, cuando entramos, estaban Javi, Kontent, Melissa, Ever Santacruz, Mathyz y otro parcero que le decían ‘Tabla’. 

Presetación de Gotas de Rap en la Media Torta. Aparecen Mathyz, Cap, Tormento, Don Popo, Kontent, Melissa y Ever Santacruz.

 

A pesar de que el rap apenas iniciaba en nuestro país, Gotas de Rap se convirtió rápidamente en una insignia del género en Colombia. De hecho, tuvieron una gira por Europa en los años noventa, habiendo lanzado solamente un álbum: ‘Contra el muro’. ¿Cómo fue ese momento?

Cuando nosotros terminamos ese trabajo entonces ahí sí nos vamos a viajar a Europa, fue de la mano de Patricia Ariza. Tuvimos muchas presentaciones aquí en Colombia, la gente nos conocía mucho en los barrios. Cuando sale la gira también fue en parte por la Opera Rap.

No solamente nos quedamos en hacer una propuesta de un deejay y un mc, sino que éramos de todo un poco: había algo de breakdance, había graffiteros también porque a Mathyz y Ever Santacruz les gustaba, aparte de ser mc’s y bailar. En el grupo, Kontent rapeaba y bailaba, Javi también; yo entré en esta cultura con el breakdance en 1984, por mis hermanos mayores, pero me incliné hacia la música porque era lo que más me gustaba. Melissa bailaba, también rapeaba, Popo igual. Aparte de la parte musical, también estábamos enfocados en el teatro que fue algo que nos dio la posibilidad de mostrar algo más de lo que sucede en el país.

 

 

Cuando vuelven a Colombia son otros los integrantes de Gotas, nace el Colombia Rap Cartel, ¿qué ocurrió?

Salir del país y conocer otras culturas es algo que abre la mente y motiva a algunos a coger un camino. En el grupo cada uno decidía también qué quería hacer con su vida.

Algunos seguimos y decidimos iniciar un proceso que nació de un Congreso de Hip Hop a nivel nacional y una presentación a la que fuimos invitados en Medellín, organizado por los parceros de Alianza Hip Hop. Allá conocimos personas de varias partes del país: de Cali, por ejemplo, conocimos a Alroc, Rocky y el parche de ellos, llamado Primera Fase en ese momento, de Buenaventura conocimos a Inspector Fire

Con Alroc y Rocky hice, luego de salir de Gotas de Rap, el proyecto de Asilo 38. Cuando conocimos a todo este parche en Medellín (Alianza Hip Hop de Medellín, Primera Fase de Cali, Negras o Blancas de Medellín, Inspector Fire de Buenaventura y nosotros, Gotas de Rap, de Bogotá) decidimos hacer un gran proyecto que llamamos Colombia Rap Cartel. Nos fuimos para Bogotá a grabar, logramos hacer 17 temas, pero como siempre pasa en el Hip Hop, muchos problemas internos, también de egos y cosas así. Parte de la evolución de un proceso es que hay problemas porque se tienen diferentes puntos de vista y no se logra un acuerdo, entonces por falta de experiencia no se llega a conciliar para beneficio de todos, sino es preferible “cada uno por su lado”. Ahí quedaron 17 temas, de los cuales 16 y medio produje yo (risas). Fue bastante trabajo y dejarlos ahí y no sacar algo fue frustrante.

Entonces cada uno cogió para su ciudad nuevamente y quien se quedó con nosotros trabajando fue Inspector Fire, quien entonces entra a ser parte de Gotas de Rap. Antes del Colombia Rap Cartel, Popo ya había cogido su camino para hacer su marca de ropa: La Familia Ayara. Durante el proceso del Colombia Rap Cartel, Ever Santacruz y Mathyz empezaron otro proyecto musical.

Frente a una sede de Sensi Seeds Bank en Amsterdam. De izquierda a derecha están Cap, Inspector Fire, Tormento, Kontent y Melissa.

 

‘Revolución’ es el segundo álbum de Gotas de Rap. Su nombre y las letras de las canciones reflejaban un momento de gran conflictividad social, ¿qué significa ese álbum?

Uno dentro del rap tiende a hablar de lo que está viviendo en muchos aspectos. El álbum inicia con la canción que le da título y está basado en todo lo que uno ve a nivel nacional, la problemática social y política. También queríamos revolucionar muchos aspectos, no solamente la parte social sino también la mental de las personas. El ser irreverentes y tener una crítica, algo bastante contestatario dentro de la sociedad, que precisamente en estos días en el ámbito político es necesario tener. El rap es libre expresión y en el momento que un candidato a la política diga ‘no es bueno que se pronuncien’, ‘no es bueno que critiquen’ lo que está haciendo es vetar y censurar. Y eso no es lo que el Hip Hop está dispuesto a dejarse quitar. Y si es alguien que está diciendo que representa a todo el Hip Hop, entonces se está contradiciendo, ¿él sí puede opinar por todo el Hip Hop pero el Hip Hop no puede opinar por lo que él está haciendo por todo el Hip Hop?

Un álbum como ‘Revolución’ demuestra eso, la libre expresión. También plasmada en el álbum ‘Contra el Muro’ con líricas contra el abuso policial, contra el racismo, contra la desigualdad, contra el abuso del poder y que fue el punto de partida como álbum musical, crítico y contestatario, en el Hip Hop Colombiano y Latinoamericano.

De izquierda a derecha están Cap, Melissa, Tormento, Kontent e Inspector Fire.

 

Nos acercamos a las elecciones en Colombia, será la oportunidad para renovar representantes en el Congreso y la Presidencia, ¿cómo podemos hacer política en el Hip Hop?

El Hip Hop se identifica con la gente de los barrios, donde está la cultura y la libre expresión, donde  uno se puede expresar de diferentes formas, sin necesidad de tener una gran cantidad de aparatos de última tecnología para poder decir las cosas.

Llegar a la política de la élite, puede que para muchos sea algo que no los represente, porque muchas veces la élite ha censurado a personas que piensan de una manera distinta. Ahí viene el problema. Yo no estoy en desacuerdo con que alguien que pertenezca a la cultura sea un candidato, pero en lo que estoy en desacuerdo es por qué partido se está yendo. Es un partido que está olvidando las bases sociales. La política no es sectorial, es general.

La política sectorial es algo que precisamente está haciendo ese partido político. Una política que solamente va a ayudar a unos pocos, entonces si esa ayuda va a ser sólo para el movimiento Hip Hop, ¿dónde van a quedar los otros que tienen que ver con la cultura? Si uno va ayudar a unos pocos con el presupuesto general que viene de todos los colombianos, no es el camino correcto.

 

 

Don Popo, a quien conoce desde que eran niños, es candidato al Senado por Cambio Radical, ¿qué piensa de eso?

No he hablado con él hace mucho tiempo porque tuvimos unas diferencias personales bastante fuertes. Respeto que haya tomado la decisión, lo que no estoy de acuerdo es por el partido por el que se lanzó. Políticas de las clases que siempre han gobernado el país no es que nos tengan viviendo a la altura de un país como Suecia, Finlandia, Alemania, que son países que no tienen tantas riquezas como nosotros y que evidentemente viven en un sistema social, político y económico más incluyente, pacífico y evolucionado, eso es lo que uno ve cuando sale del país. Entonces, ¿uno qué evidencia en ese momento? Que en partidos como Cambio Radical hay corrupción, eso no lo digo yo solamente, es algo que vemos en todos los medios de comunicación nacional. No creo que una persona que entre ahí vaya a cambiar algo que ya está establecido y que nos ha gobernado hace 200 años de esa manera. Si llegara un momento en que Vargas Lleras dijera: “yo quiero hacer un alto y que esto cambie”, primero tiene que pedirle permiso a los gringos y no creo que sea tan fácil conciliar, cuando estamos viendo que en varias partes del mundo los gringos siguen en la política de intervención por los recursos naturales.

Tal vez puede que lleguen a conciliar pero no es tan sencillo.

 

Martin Luther King decía que no le dolían los actos de las personas malas, lo que en verdad le mortificaba era la indiferencia de la gente buena. La tarde se termina y Cap me acompaña hasta una estación de Transmilenio, sus palabras me han llevado a una premisa sencilla: lo más importante para el Hip Hop colombiano en este momento es hablar, opinar, proponer, debatir, quedándonos callados no cambiará nada.

Julián Roncancio Zambrano

Politólogo. Candidato a Especialista en Políticas Públicas para la Igualdad de América Latina.

Un comentario:

  1. Juan David Alonso

    Talvez el partido no sea el indicado. No tengo ninguna base de conocimiento política del país pero creo que al menos alguien se dió a la tarea de levantar la voz por el Hip Hop en nuestro país. Mejor, si Popo llega a donde quiere llegar, estaremos vigilando con lupa su gestión y ahí vamos a saber si lo que propuso lo cumple o simplemente fue una cantidad de patrañas para estar en un puesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *